¿Como empiezo a predicar el evangelio?

Para todos los que desean empezar a predicar el evangelio,  les describo el proceso para hacerlo en el siguiente slideshare.

 

El camino bíblico para ser salvo

La biblia es muy clara, cuando se refiere a ser salvo. La salvación no se basa, en cuan bueno seas o cuantas buenas obras haces.

— Mucha gente piensa que es muy buena y dice “todos vamos a ir al cielo”— Pero la Biblia dice por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, (Romanos 3:23 RVR 60) y también dice, No hay justo, ni aun uno; (Romanos 3:10 RVR 60)

Yo no soy justo, tu no eres justo, y si ir al cielo dependiera de cuan bueno somos, nadie podría ir.

Admite que eres un pecador.

porque la Biblia dice, pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. (Apocalipsis 21:8 RVR 60)

Quizás cuando dice — los homicidas — digas —claro que sí, ellos deben ir al infierno — pero ¿y que hay de los mentirosos? La Biblia es muy clara y dice que deben ir al lago que arde con fuego y azufre.

— Yo he mentido —  Todos hemos mentido y hemos hecho cosas peores que mentir, admitámoslo.

El castigo de los pecadores

El castigo para todos los pecadores es el infierno, el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.(Apocalipsis 21:8 RVR 60)

La Salvación

La Biblia dice Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. (Romanos 5:8 RVR 60)

Jesucristo nos ama tanto, que se hizo hombre, no cometió pecado  (E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria. (1 Timoteo 3:16 RVR 60) ) 

y a causa de nuestros pecados fue escupido, lo golpearon y lo crucificaron, (quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.1 Pedro 2:24 RVR 60), 

cuando murió, enterraron su cuerpo, bajó al infierno por tres días y tres noches, la biblia dice que viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades (infierno), ni su carne vio corrupción. Hechos 2:31 RVR 60.

Tres días después resucitó, se mostró delante de los discípulos.

Y la Biblia es muy clara, que Jesús murió por todos, por todo el mundo.

 

 

Evangelio

Quiero compartirles, el mensaje de Salvación de Jesucristo, basado en la Biblia, la palabra de Dios.

  1. Admite que eres un pecador.

por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, (Romanos 3:23 RVR60).

Nadie es lo suficientemente bueno para ir al cielo, por sus propios meritos. No importa cuantas buenas obras hagamos, estamos destituidos.

2. Date cuenta de cual es el castigo por el pecado.

Porque la paga del pecado es muerte, (Romanos 6:23a RVR60)

Así como hay recompensas por hacer lo bueno, hay castigos por hacer lo incorrecto. La penalidad por nuestros pecados es la muerte eterna, en un lugar llamado infierno.

  1. Cree que Jesucristo murió, fue enterrado y resucitó por ti.

que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. (Romanos 10:9 RVR60)

  1. Confía en Jesucristo como tu salvador.

mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 6:23b RVR60)

porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. (Romanos 10:13 RVR60)

La vida eterna es un regalo, pagado por la sangre de Jesucristo y ofrecido gratuitamente a los que recurren a El en fe. Cualquiera que cree en el Señor Jesucristo, será salvo eternamente. Ser salvo es un evento de una sola vez.

 

Permíteme ayudarte a hacer una oración para ser salvo. Ten en cuenta que no sólo las palabras te salvarán, sino también creer en Jesucristo.

Amado Jesús, reconozco que soy pecador y merezco ir al infierno, pero te pido perdón y acepto que moriste en la Cruz y resucitaste al tercer día para darme vida eterna. Te acepto como Señor y Salvador de mi vida. Amén.